Ron es un caso excepcional: llegó a mi casa hace un año, después de ser abandonado en una protectora. Durante toda su vida ha trabajado como perro de seguridad y, por tanto, le han enseñado a ahuyentar a perros, personas, coches y todo lo que se acerque. Cuando Ron se hizo viejo, la empresa para la que trabajaba quiso sacrificarle pero, finalmente, le dejaron en la protectora. Allí no se adaptó a su nueva vida y, finalmente, se trasladó a mi casa, donde hemos trabajado juntos día tras día para conseguir que Ron pueda llevar una vida normal.

  1. Edad9 años
  2. TamañoGrande
  3. RazaPastor alemán
  4. SexoMacho
  5. Convive con gatos
  6. Se porta bien en casa
  7. Se lleva bien con niñosNo
  8. Apto con otros perrosNo