Lila vivía en una casa, con un chico y sus abuelos. Él trabajaba mucho y sus abuelos no querían a la perra, así que Lila acabó viviendo en un balcón… Hasta que el chico, cansado de que Lila no pudiera tener la vida que merecía, contactó con una asociación para que le buscaran una casa de acogida. Así es como Lila acabó viviendo en mi casa! Convive genial con todo el mundo, aunque con perros hay que hacer una buena presentación ya que es un poco insegura.

  1. Edad1 año
  2. TamañoMediano
  3. RazaMix pastor
  4. SexoHembra
  5. Convive con gatos
  6. Se porta bien en casa
  7. Se lleva bien con niños