Si os vais de vacaciones es importante llevar al perro en el coche con seguridad

Las vacaciones ya están aquí y, muy probablemente, tú y tu familia os escapéis unos días a algún sitio, ¿verdad? Ya sea a otra ciudad, al pueblo o a la montaña, si vais a moveros en vuestro vehículo, hoy queremos contarte cómo viajar en coche con tu perro de forma segura.

¿Cómo debes llevar a tu perro en el coche?

Viajar en coche con tu perro de una forma inadecuada puede provocar distracciones, dificultad en la visibilidad e incluso aumentar las probabilidades de sufrir un accidente. Por tanto, la normativa de tráfico considera que las mascotas deben viajar como si fueran una mercancía: sujetas al coche para que no puedan caer, desplazarse o comprometer la estabilidad del vehículo. Esto se traduce en que para llevar a tu perro en el coche debes hacerlo:

  • Dentro de un transportín. Te servirán para viajar en coche, pero también para cualquier otro medio de transporte, siempre que tu perro sea de tamaño pequeño o mediano. El transportín debe ir fijado en el maletero, para evitar que se mueva o se pueda volcar durante el trayecto. Si es de tamaño pequeño, la normativa dice que debe ir en el suelo, detrás de los asientos delanteros.
  • En una jaula. Son similares a los transportines, pero la ventaja es que puedes transportar en ellas perros de tamaño grande.
  • Colocando una red o una barra. Puedes ponerla o bien separando el maletero de los asientos, o bien detrás de los asientos delanteros si tu perro suele ir en el asiento de atrás.
  • Usando una correa de cinturón. Este tipo de sujeciones sirven para enganchar a tu perro al cinturón y te recomendamos, encarecidamente, que los utilices solo con un arnés de doble enganche y no en el collar, para evitar lesiones en el cuello del perro.Ten en cuenta que si tu perro va suelto en los asientos y tenéis un accidente, lo más probable es que salga lanzado hacia delante sufriendo graves lesiones y, probablemente, también provocándolas al conductor. Si utilizas un arnés de un solo enganche, también puede pasar que en caso de impacto la hebilla se rompa y el perro sufra lesiones.

La forma más óptima de viajar con tu perro en coche y evitar que sufra daños en caso de un accidente es combinar la rejilla divisoria con el transportín, siempre colocado en sentido transversal a la marcha. De esta manera minimizarás los posibles daños al transportín y, además, evitarás que este pueda impactar contra los asientos, dañando también a los ocupantes.

el perro necesita saber ir en coche

Consejos básicos para viajar en coche con tu perro

¡Por fin llegó el momento de partir! Antes de salir, asegúrate de llevar contigo comedero, bebedero, agua, su comida, las medicinas que necesite, la cartilla veterinaria y algún juguete. Como cualquier otro miembro de la familia, ¡tu perro necesita su propio “equipaje” para disfrutar de las vacaciones!

Muchos perros sueltan mucho pelo cuando viajan en coche, ya sea por nerviosismo o por el calor. Si es el caso de tu mascota, coloca unas toallas fresquitas para que se tumbe encima: así aliviarás el calor y evitarás que el pelo se disperse por todo el coche. Y recuerda: si le llevas en el asiento, no le dejes sacar la cabeza por la ventanilla. Puede darse un golpe con algún objeto y, además, aumentas el riesgo de que sufra conjuntivitis u otitis.

Procura hacer paradas cada 2 o 3 horas si hacéis una ruta larga; ponle la correa a tu perro antes de bajar del coche, déjale caminar unos minutos y dale de beber. Si el perro se excita mucho cuando paráis el vehículo, procura no sacarle hasta que se haya calmado: así entenderá que ponerse nervioso no le sirve de nada y que lo realmente productivo es mantener la calma. ¡Poco a poco lo irá haciendo cada vez mejor!

Por último, recuerda:

  • Nunca, NUNCA dejes a tu perro solo en el interior del coche, y mucho menos al sol. La temperatura dentro de un vehículo puede alcanzar fácilmente los 50 º y tu perro puede morir en menos de 15 minutos debido a un golpe de calor.
  • No dejes al perro en el maletero si este no comunica con el resto del coche. Si tienes una furgoneta de tipo comercial, una pick-up o cualquier otro coche con un maletero cerrado, piensa que puede tener una mala ventilación y, por tanto, tu perro también puede padecer un golpe de calor.

Si sigues estos consejos, verás cómo viajar en coche con tu perro se vuelve mucho más fácil. Y si tienes problemas para conseguirlo, escríbeme: ¡estaré encantada de ayudarte a trabajar esta cuestión!

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *