Educación del cachorro

Educación del cachorro

La llegada de un cachorro a casa siempre es motivo de alegría, pero también de dudas: ¿cómo educar a un cachorro para que sea un perro equilibrado y feliz? ¿Cuándo empezar a enseñarle órdenes básicas, poner normas o cómo corregir comportamientos indeseados? Seguro que si tienes un cachorro en casa o vas a tenerlo en breve, has buscado un montón de información por internet y tienes un buen lío.

La educación del cachorro es fundamental: al igual que pasa con las personas, durante sus primeros meses los perros necesitan sentar unas bases que les acompañarán toda la vida y ayudarán a definir su comportamiento como adulto.

Así que si no sabes por dónde empezar, no te preocupes: escríbeme  y prepararemos un plan estructurado para que tu cachorro aprenda todo lo que necesita saber de una forma divertida, amena y respetuosa.

cómo educar a un cachorro de perro

¿Qué incluye el plan para educar al cachorro?

En este plan trabajaremos todo lo que tu perro debe saber para ser feliz: le enseñaremos a ser sociable, a estar tranquilo, trabajaremos la seguridad en sí mismo, cómo presentarse a otros perros… En definitiva, sentaremos las bases para tener un perro adulto equilibrado y que sepa gestionar sus emociones ante todo tipo de situaciones.

Educar al cachorro en cuatro ámbitos

#1 Socialización

Esta parte es importantísima en la educación de un cachorro: ahora necesita exponerse a todo tipo de estímulos que se encontrará en su día a día (perros, ruidos, personas…) y aprender a reaccionar adecuadamente. Te explicaré cómo deben ser esas exposiciones para que tu cachorro acumule un montón de experiencias positivas en todo tipo de entornos.

#2 Juego

¿A qué cachorro no le encanta jugar? El juego es una parte vital en la educación de un cachorro pero, eso sí, no vale todo: tu cachorro debe aprender a jugar de forma estructurada, a saber cuándo se puede jugar y cuándo no…

#3 Propiocepción

A través de la propiocepción tu perro adquiere memoria muscular, pero también confianza en sí mismo. Trabajaremos diferentes ejercicios con texturas distintas, superficies en altura… La superación de diferentes obstáculos lo convertirá en un adulto más seguro y, por tanto, más equilibrado.

#4 Educación

Pasear sin tirar, venir cuando le llamas y otras órdenes básicas serán clave para vuestra vida en sociedad. Enseñar a un cachorro no es como enseñar a un perro adulto: te explicaré cómo trabajar con él para que se lo pase en grande y siempre quiera aprender más.

#5 Autocontrol

Un perro que sabe estar tranquilo es un perro más feliz. Desde cachorro puedes enseñar a tu perro a relajarse en cualquier entorno para que, en el futuro, pueda acompañarte en todo tipo de situaciones cotidianas como sentaros en una terraza a tomar algo. Y también le servirá para manejarse en todo tipo de situaciones en las que tiene que controlar sus impulsos.

Educa ya a tu cachorro

Como bien dice el dicho, más vale prevenir que curar. En el ámbito de la educación canina, cuanto antes empieces a trabajar con tu perro, mejor.

La definición más sencilla de adiestramiento canino es enseñar al perro habilidades o ejercicios: estos ejercicios pueden ser útiles para la vida cotidiana del perro, como por ejemplo pasear sin tirar de la correa o venir a la llamada (y aquí es donde el adiestramiento y la educación se solapan). Pero también pueden ser habilidades o ejercicios que tengan poco o nada que ver con la vida diaria del perro, como es el caso de los ejercicios de agility u otros deportes.

Así pues, en vuestro plan de acción es muy probable que haya sesiones de adiestramiento para enseñar a tu perro algunas habilidades, ¡pero siempre con el objetivo de mejorar tanto tu bienestar como el suyo! Y, por supuesto, aprendiendo desde una educación amable y respetuosa con tu compañero.